Inducción, Vitrocerámica o Gas

El paso de los años ha permitido que evolucionen nuestras vidas y con ellas, nuestro hogar. Es decir, la manera que tenemos de afrontar los problemas diarios no es la misma que hace 100 años y esto se debe a que se han creado una serie de inventos o utensilios que nos hacen nuestra vida mucho más fácil y permite que sorteemos todas esas dificultades sin casi problemas.

Existen mil ejemplos de cosas que han cambiado con el paso de los años en tu hogar y que ahora hacen tu vida mucho más sencilla. Pero si nos tenemos que quedar con alguna, diremos que la forma de cocinar los alimentos es lo que más ha cambiado con el paso del tiempo. En la actualidad disponemos de una gran variedad de sistemas eléctricos o de gas para poder cocinar los alimentos. Por tanto, a veces, es difícil elegir cuál es el mejor para nuestro caso a pesar de tener la mejor garantía en nuestros electrodomésticos (enlace a: https://www.tuelectrodomesticoonline.com/blog/la-garantia-de-nuestros-electrodomesticos/) así que vamos a ver qué beneficios e inconvenientes tienen los sistemas de inducción, la vitrocerámica y el gas.

Sistema de inducción

Sin duda alguna, este sistema de cocina es la joya de la corona hasta la fecha. Este tipo de vitrocerámica lo que hace es que caliente el recipiente mediante un campo electromagnético, en vez de calentarlo por resistencias que dan calor. De esta forma, con este tipo de cocina podrás llegar a ahorrarte hasta un 12% en cada comida. Además, al calentarse la olla directamente, imposibilita que haya incidentes o que se quemen cosas. El principal problema es que, hoy en día, prácticamente dobla al precio de la vitrocerámica tradicional.

Vitrocerámica

Este sistema de cocina se encuentra a caballo entre los dos anteriores, ya que no es ni tan caro como la inducción, ni es tan peligroso como el gas. Mediante una serie de resistencias que dan calor a la placa, podemos cocinar casi cualquier alimento que queramos. El principal problema de la vitrocerámica es que tiene mucha menos potencia que los otros dos sistemas de cocina. Eso sí, es mucho más limpia y segura que el gas. Además de ser mucho más barata que el sistema de inducción.

Gas

Este sistema es el más antiguo de todos. De hecho, lo podrás ver en muchas casas antiguas, en las cuales todavía siguen cocinando con gas. El principal beneficio que tiene este sistema es que te permite cocinar los alimentos a una velocidad mucho mayor que en las otras dos opciones y, además, controlas mucho mejor el gasto que haces en gas (normalmente es menor que el de la luz). En cambio, el principal inconveniente es que tienes que estar pendiente de que no se termine la bombona de butano y corres el riesgo de tener que cargarla para ir a cambiarla. Por tanto, aunque es el sistema que cocina más rápido, también es el más incómodo de los tres.

Una vez que conoces los tres tipos de sistemas de cocina que hay, debes ser tú el que elija el que mejor se adapte a tus posibilidades y el que mejor te venga en este determinado momento, para ello en www.tuelectrodomesticoonline.com tenemos a su disposición el mejor catálogo de productos.

Etiquetado con: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

dieciseis − 7 =